miércoles, 3 de noviembre de 2010

LO QUE TIENE QUE SABER ACERCA DE LA SUERTE




¿Qué es la suerte? Casualidad, dicen algunos. Nacer con o sin estrella, dicen otros. Algo que está escrito para cada persona, opinan otros más.
Cualquiera que sea la respuesta que hayas dado a esta pregunta, lo cierto es que todos tendemos a pensar en la suerte (buena o mala) como algo que está fuera de nuestro control.
Así, caemos en supersticiones. Hay quien ni pagándole pasa por debajo de una escalera, o que vuelve a su casa y se mete en cama cuando un gato negro se le cruza en su camino. Casi todos tenemos una moneda de la suerte en nuestra cartera, y algún amuleto para atraer la buena fortuna, como las horribles y conocidas patas de conejo. Cuando vas a ir a una cita importante, seguramente eliges tu vestido de la suerte, y cuando alguien llama para darnos una noticia que esperábamos, cruzamos los dedos, como si con ese simple gesto pudiéramos convertir las nuevas en buenas, aunque fueran malas.
En realidad, eso de llevar amuletos de la suerte tiene su sentido., otros hacen rituales pero eso es una forma de encauzar nuestra propia energía. Porque en realidad la buena o mala suerte, aunque pueda tener algo de casualidad, parece ser algo que emana de nosotros mismos.
Cuando tienes un accidente no solamente estuviste en el lugar y el momento equivocado (casualidad), sino que seguramente hiciste algo que no debiste hacer: cruzaste la calle sin fijarte, ibas a exceso de velocidad, te subiste en la silla más endeble de la casa para alcanzar un libro que está en lo alto y se rompió. La gran mayoría de los médicos del mundo está de acuerdo en que los accidentes son algo que pudo haberse evitado en el 99.9% de los casos. ¿Mala suerte? ¡No!
Y lo mismo puede decirse cuando no te dan el empleo que querías o cuando te metes en un lío legal, por mencionar sólo dos ejemplos entre millones. A lo mejor no fuiste convincente en tu entrevista de trabajo en el primer caso o confiaste en la persona equivocada en el segundo. ¿Mala suerte? ¡No!
Siempre que algo sale mal, existe una razón para ello. Y la gran mayoría de las veces, esa razón tiene su explicación en algún error que cometimos. Desde luego, no podemos negar que existen cosas inevitables, pero aquí interviene la ley de probabilidades, y no algún extraño conjuro del negro destino cruel.
¿Y qué pasa con la buena suerte? Así como en el caso de la mala suerte, en que nuestras acciones se conjugaron de mala manera con la ley de probabilidades y la casualidad, cuando las cosas salen bien, es porque hicimos lo que teníamos que hacer, en la forma correcta y en el momento adecuado.
¿Por qué hay personas que tienen mejor suerte que otras? Porque tienen una buena actitud, una especie de imán que atrae hacia ellos todo lo bueno.
¿ COMO ATRAER LA SUERTE ?
Hay personas que dicen que la suerte es “la sonrisa de lo desconocido “, y en multitud de ocasiones necesitamos que dios nos regale una, sobre todo cuando en la vida nos salen mal las cosas, cuando estemos a punto de desfallecer no nos dejemos llevar por la desesperanza, nunca digamos que no tenemos suerte el hacer esto es precisamente es hacernos un sabotaje a nosotros mismos, la vida es un continuo aprendizaje; a la suerte hay
que llamarla tenemos que poner de nuestra parte para que venga a nuestras vidas.
Ser generoso con otras personas es una forma de que en el futuro podamos recibir. A veces no conseguir lo que anhelamos es un golpe de suerte. Para conectar con las corrientes de la suerte, tenemos que liberarnos de tópicos y supersticiones y creencias que solo nos traen ataduras, la suerte actúa bajo leyes desconocidas; de lo primero que tenemos que darnos cuenta: QUE UNA ACTITUD POSITIVA, ATRAE CIRCNSTANCIAS DEL MISMO TIPO.
El sentirse agradecido por lo que podemos disfrutar cada día, el sentirnos afortunados con lo que tenemos hace que tengamos una actitud interior de afortunado, y esto es el quid de la cuestión como es nuestro mundo interior así es nuestro mundo exterior, POR ESO PRECISAMENTE CUANDO NECESITAMOS UN GOLPE DE SUERTE ES VITAL TENER LA ACTITUD ADECUADA.
Nunca digamos ni pensemos que no tenemos suerte si es así inconscientemente seleccionaremos hechos que confirmen esa creencia o pensamiento y la suerte pasará de largo.
El sentirnos culpables, las quejas el no estar conforme con nada es un perfecto envoltorio para que el azar nos ignore para ser afortunado primero hay que ganárselo, ser optimistas tener sentido del humor ser generoso con nuestro entorno, buenas relaciones con los demás y un sentimiento interno bueno, hará que un día inesperado se presentará y nos tocará en la puerta. En vista de lo expuesto concluimos que la suerte hay que trabajarla cada uno de nosotros, aparte de esto pequeños apuntes nosotros le hemos proporcionado un excelente manual para tentar a la buena fortuna , saquéele rendimiento; diviértase y suerte yu exito.

VER PAGINA ¿TIENE USTED SUERTE? TEST DE VALORACIÓN.
Excelente ayuda para si quieres ganar dinero en internet y no tienes ni idea, te asesoran gratuitamente para hacerte un experto.